Calle Sancho el Gordo, 3, 1º A y B * 24009 León [email protected] 987 215 851

UCALE COAG JUNTO CON UGAL UPA DENUNCIA EL RETRASO EN LA ENTREGA DE CARNETS FISOTANITARIOS

LA ALIANZA UGAL-UPA Y UCALE-COAG DENUNCIA QUE LA CONSEJERÍA DE AGRICULTURA Y GANADERÍA ACUMULA HASTA TRES AÑOS DE RETRASO EN LA ENTREGA DE LOS CARNETS FITOSANITARIOS

LEÓN, 11 de enero de 2018

La Alianza UGAL-UPA y UCALE-COAG denuncian públicamente el desorbitado periodo de tiempo que pasa entre la realización del curso para la obtención del carnet de Usuario Profesional de productos fitosanitarios y la entrega por parte de la Junta de Castilla y León del carnet en sí.

 Siendo conscientes de que mientras se expide este documento por parte de la Administración regional se emite un certificado oficial, no es menos cierto el hartazgo, malestar y enfado de los agricultores leoneses que denuncian un retraso hasta que les llegue el documento definitivo, que, de momento, dura hasta tres años; que sin embargo no se produce por parte de la Junta a la hora de cobrar las tasas correspondientes.

La Alianza UGAL-UPA y UCALE-COAG apuntan que resulta incomprensible que el proceso esté tan atascado y no sirve de excusa el habitual argumento que esgrimen a nuestra organización agraria cuando pedimos explicaciones respondiendo de que “están con ello” o “que están comprobando los cientos de expedientes que hay”. 

Nuestra organización se pregunta cuánto tiempo transcurrirá más hasta que los alumnos obtengan su carnet definitivo de Usuario Profesional, teniendo en cuenta que de los diez años de validez que tiene el documento, al menos una tercera parte de ese tiempo ya no estará en manos de sus propietarios sino `durmiendo´ en no sabemos qué fase de elaboración en las dependencias de la Junta de Castilla y León en Valladolid.   

 La Alianza UGAL-UPA y UCALE-COAG exige a la Administración regional que se aplique con la misma diligencia a la hora de expedir el carnet definitivo como lo hace a la hora de reclamar el pago de las tasas correspondientes. En definitiva, pedimos que los agricultores reciban en un tiempo prudencial lo que les corresponde, y no un simple papel que valide su obligado cumplimiento de contar con los conocimientos necesarios para utilización, manejo y aplicación de productos fitosanitarios.